Buscador

Página de cocina tradicional, fácil y sencilla de hacer explicada paso a paso.

miércoles, 9 de marzo de 2016

Dorada al Horno con Gremolata

La primera vez que oí la palabra GREMOLATA fue en un programa de Jamie Oliver y cuando caí en la cuenta de los ingredientes, recordé el estupendo pescado que preparaba mi abuela cuando yo era pequeña y que llevaba sin saberlo la famosa GREMOLATA. Se lo ponía al besugo, al Pez Espada, al Rubio... y estaba exquisito. Que pena no tener fotos de esos Rubios tan hermosos y tan frescos que llevaba el pescadero y que una vez preparados por mi abuela, sabían a mar y con una aliño tan sencillo eran el mejor plato del mundo.








LA GREMOLATA es una guarnición italiana que se hace en crudo con ajo finamente picado, perejil y la ralladura de limón. Por lo general se rocía sobre las carnes estofadas cocinadas lentamente, como en el oso-buco italiano, pero es una perfecta guarnición para el pescado a la parrilla o el pollo.




Ingredientes: 
2 Doradas 
1 vaso de Sal Gorda 

Para la Gremolata: 
Unas ramas de perejil 
la ralladura de un limón 
sal 
2 dientes de ajo muy picados 

para hacer la salsa 
100 ml de aceite de oliva
1 limón el zumo




Preparación:
Cubrimos con sal gorda una bandeja de horno con papel de aluminio y ponemos encima la dorada
Precalentamos el horno a 180ºC.
Cuando el horno alcance la temperatura, metemos la bandeja con el pescado y horneamos durante 20 minutos.





Mientras horneamos el pescado podemos preparar la salsa con gremolata.

Picamos finamente el perejil y el ajo y añadimos la sal y la ralladura de limón. Lo ponemos en un bol y añadimos el aceite de oliva y el zumo de limón. Mezclamos bien y ya tenemos nuestra salsa.
Sacamos el pescado del horno, limpiamos y acompañamos con la salsa.
Buen provecho¡¡¡¡





No tengo ninguna foto de este pescado hecho por mi abuela pero sí he conseguido una foto de Juan TARINI, el pescadero que con mucha gracia iba vendiendo el pescado por la calle con un carro y un peso. No se exactamente cuando dejó de venderlo, pero recuerdo de comprárselo por el año 85 antes que nos viéramos asaltados por tantas normas de sanidad que nos han hecho perder la gracia y el salero de vender el pescado en un carro por la calle y cantarlo con más gracia que el mejor tenor.

34 comentarios:

  1. Uummmmmmmmmmm que pintaza tienen esas doradas y no dudo lo mas minimo esten de rexupete con la gremolata yo vi varias con ella pero aun no me he puesto hacerla,como siempre te ha quedado un plato de relujo.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias por tu visita y por tu comentario , besitos guapa

      Eliminar
  2. el puchero de la bruja9 de marzo de 2016, 14:30

    Cuantas cosas descubro con tus recetas, esta salsa ha hacia mi madre y ahora la preparo yo como acompañamiento de carnes, pescados, setas, etc, pero no tenia ni idea de que ese era su nombre y que su procedencia fuese italiana, eres una caja de sorpresas.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Conchi por tu visita y por tus comentarios besitos

      Eliminar
  3. Qué dorada tan deliciosa has preparado con esa salsa ¡para chuparse los dedos!
    Un beso!! me ha encantado la foto del vendedor ambulante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchismas gracias por tu visita y por tu comentario , besitos

      Eliminar
  4. Y es que como lo preparado por las abuelinas...no hay nada...qué morriña...
    Me anoto tu receta porque, además de sencilla, tiene que estar super buena. Besines.!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchismas gracias por tu visita y por tu comentario, me alegro que te hay gustado , besitos

      Eliminar
  5. Espectacular esta dorada. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias por la visita y por el comentario , besitos

      Eliminar
  6. Qué rico el pescado así preparado. La gremolata le da un punto buenísimo. Qué recuerdos más bonitos la foto que has puesto ¿verdad?....bsts guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchismas gracias por tu visita y por tu comentario , besitos

      Eliminar
  7. Qué rica te ha quedado esta dorada y con la gremolata que debe darle un toque de lo más rico. Y la foto me ha gustado mucho, que tiempos aquellos.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchismas gracias por tu visita y por tu comentario , besitos

      Eliminar
  8. Me encanta el pescado al horno!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchismas gracias por tu visita y por tu comentario, besitos

      Eliminar
  9. Tengo un libro de Jaime Oliver y es verdad que esa palabra aparece en muchas de sus recetas, tu a estas doradas las has vestido de fiesta con esa gremolata, que rica estaria esta dorada, ya lo creo...Bess

    ResponderEliminar
  10. Hola, qué bonito nombre para nuestra salsa de ajo y perejil!! verás , esta salsa , aunque sin limón se hace mucho y desde siempre en mi casa, para acompañas¡r los pescados, de hecho tengo publicadas una receta de caballas asadas y les pongo esta salsa. Curiosamente también hablo en el post de aquel pescado que se vendía y se voceaba por las calles de Huelva y que ya ha desparecido. me ha encanatdo la receta y leerte, mil besos!!

    ResponderEliminar
  11. Que buenas estaban estas doradas, seguro y con esa salsita con nombre de más allá de los Pirineos, pero muy ibérica.
    Un bico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchismas gracias por tu visita y por tu comentario , besitos

      Eliminar
  12. Hola Catalina
    Qué ricura de pescado!!! No conocía el nombre de esa salsa pero sin duda le sienta de maravilla el toque del limón al pescado hecho al horno. Te ha salido un lujo de plato.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchisimas gracias por tu visita y por tu comentario , besitos

      Eliminar
  13. Cuantos recuerdos nos traen estas recetas, muchas veces cuando hago alguna que solía hacer mi abuela o mi tía, mi madre no cocinaba casi, cierro los ojos y me imagino en la cocina que teníamos y hasta siento a mi madre llamando a mi abuela por algún motivo.
    Te ha quedado sensacional, sencillo y esta receta si la viese mis padres la harían hoy mismo sin falta.
    Un besito cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias por tu visita y por tu comentaio , besitos guapa

      Eliminar
  14. Cuántas cosas aprendemos todos los días. No conocía la gremolata y me parece un aliño ideal para el pescado al horno. Yo lo adobo con sal ajo y perejil y después le exprimo un limón por encima, pero con esta salsa ya va todo junto. Ideal.
    Un besito :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita y por tu comentario , besitos guapa

      Eliminar
  15. No conocía la gremolata, hay que ver lo que se aprende en la comunidad blogera!! Tiene muy buena pinta esta dorada ;) Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchismas gracias por tu visita y por tu comentario , besitos

      Eliminar
  16. tendre que probar la gremolata, no la conocia, seguro quw le da un toquecito estupendo mmm. besitoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchismas gracias guapaismas por vuestra visita , besitos

      Eliminar
  17. tendre que probar la gremolata, no la conocia, seguro quw le da un toquecito estupendo mmm. besitoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. vuestro comentario siempre se publica dos veces, que gracias , besitos

      Eliminar
  18. Buenas tardes Catalina. Una dorada al horno sensacional la que has preparado, además con esa salsa llamada gremolata, tan rica y sencilla de preparar le tiene que ir de miedo, yo por ese nombre tampoco la conocía. Una fotografía preciosa que te traerá muy buenos recuerdos, de cómo se vendía antiguamente el pescado en los pueblos, que solía pasar con el carro, o más moderno con una furgoneta, tocando el claxon de la furgoneta para que se saliera a la calle a comprar.
    Un beso Paco

    ResponderEliminar
  19. muchisimas gracia Paco , agradezco tu palabras y tu visita y que haya gustado esta receta de mi abuela, besitos

    ResponderEliminar

me encataria saber tu opinión , gracias