Buscador

Página de cocina tradicional, fácil y sencilla de hacer explicada paso a paso.

miércoles, 31 de octubre de 2012

CodoRnices en Petalos de Rosas



Receta de la Película de Como agua para chocolate es una novela escrita por LAURA ESQUIVEL publicada en 1989. Trata acerca de la vida de una mujer (Tita), sus amoríos y la relación de esta con su familia, todo relacionado con la importancia de la cocina y las recetas típicas mexicanas de la época en que está ambientada su vida. En la novela se puede apreciar un estilo particular, en el que se emplea un realismo mágico con el fin de combinar lo sobrenatural con lo mundano.


Ingredientes:
12 rosas, (rojas, si es posible)
12 castañas
2 cucharadas de mantequilla
2 cucharadas de harina de maíz
2 gotas de esencia de rosas
2 cucharadas de anís
2 cucharadas de miel
2 ajos
6 codornices
2 vasos de  agua



Preparación:
Con cuidado, separar los pétalos de rosas, tratando de no pincharse los dedos, porque (a) es doloroso y (b) si los pétalos se impregnan de sangre, alteran el sabor del plato y puede provocar reacciones químicas peligrosas.

TITA , con la profunda emoción de haber recibido un ramo de rosas de PEDRO, no recordó ese pequeño detalle. Esta era la primera emoción profunda que sentía desde el día de la boda de su hermana, cuando Pedro le dijo que la amaba. Mamá Elena sospechaba lo que podría pasar si Pedro y Tita tenían la oportunidad de estar solos. Hasta ahora, Mamá Elena se había ingeniado formas de mantenerlos a una distancia. pero Mamá Elena no había anticipado la muerte de Nacha, la cocinera. Entre todas las mujeres de la casa, Tita era muy capaz de tomar la vacante de cocinera, y de la cocina escapaban los sabores, los olores, las texturas y lo que estas pudieran provocar.

TITA era el último eslabón de una cadena de cocineras que sabían los secretos de la cocina, la mejor exponente de este maravilloso arte culinario. Por lo tanto, TITA  fue nombrada cocinera oficial del rancho; esta noticia fue bien recibida por todos. TITA aceptó el cargo con agrado, pero sentía la ausencia de Nacha.

TITA se sentía muy deprimida porque, con la muerte de Nacha, Tita se encontraba muy sola. Como si hubiera muerto su propia madre. Pedro, tratando de levantar su espíritu, le llevó un ramo de rosas al cumplir su primer aniversario como cocinera del rancho. Pero Rosaura que esperaba su primer bebé, cuando vio que Pedro le dio las rosas a TITA y no a ella, se marchó de la sala llorando.
Con una mirada, Mamá Elena ordenó a Tita salir de la sala y librarse de las rosas. 
Mamá Elena, con otra mirada a Pedro, le dio a entender que él podía remediar la situación. 
Pedro, pidiendo disculpas, salió en busca de Rosaura. Las rosas eran de color rosado, pero tita las apretó con tanta fuerza, que la sangre de sus manos y su pecho las pintó de rojo. 
¡estaban las rosas tan hermosas! 
No era posible tirarlas a la basura por dos motivos. Primero, porque nunca había recibido flores; segundo, porque Pedro le había dado las flores. De pronto, escuchó la voz de Nacha, quién le dictaba al oído una receta prehispánica donde se utilizaban pétalos de rosa. Tita no recordaba la receta porque para hacerla se necesitaban faisanes y en el rancho no había esa clase de ave.
Lo único que tenía en ese momento era codornices. Tita cambió un poco la receta; lo importante era usar las flores.
Con eso en mente, salió al patio a perseguir codornices. Atrapó seis, las llevó a la cocina y las mató. Esto no fue fácil porque Tita las había cuidado y alimentado.
Tita respiró hondo, agarró a la primer ave y le retorció el pescuezo como hacía Nacha, pero Tita hizo ésto con poca fuerza y la pobre codorniz no murió sino que se fue quejando por toda la cocina con la cabeza colgando de lado. 
Tita comprendió que no podía ser débil: esto había que hacerlo con firmeza o causaría gran dolor a las codornices. Tita pensó en la fuerza de Mamá Elena, la cual mataba sin piedad. La boda de Pedro con Rosaura había dejado a Tita como a esta codorniz, con la cabeza y el alma fracturada. Para que no sufriera más, y en un acto de piedad terminó de matarla. 
Fue más fácil con las otras. Tita se imaginaba que cada ave tenía un huevo tibio en el buche y que ella piadosamente las liberaba de ese martirio con darles un buen golpe. Cuando era niña, era obligatorio desayunar con un huevo tibio, cosa que Tita odiaba.
Tita realizaba todas las tareas en la cocina como las realizaba Nacha: desplumaba las aves en seco, le sacaba las vísceras y las freía.

Después de desplumarlas y vaciarlas, se les atan las patas a cada una para que mantengan esa posición mientras se doran en la mantequilla, con sal y pimienta a gusto.
Es importante desplumarlas en seco, porque sumergirlas en agua hirviendo cambia el sabor de la carne. Éste es uno de los muchos secretos de la cocina que sólo se adquieren con la práctica. .
Es que verdaderamente este platillo es delicioso.
Las rosas le proporcionan un sabor de lo más refinado.Ya que se tienen los pétalos deshojados, se muelen en el molcajete  (MORTERO) junto con el anís. Por separado, las castañas se ponen a dorar en el comal (sarten), se descascaran(pelan) y se cuecen en agua. Después, se hacen puré. 
Los ajos se pican finamente y se doran en la mantequilla; cuando están acitronados, se les agregan el puré de castañas, la miel, la pithaya molida, los pétalos de rosa y sal al gusto. Para que espese un poco la salsa, se le pueden añadir dos cucharaditas de fécula de maíz (maizena). Por último, se pasa por un tamiz y se le agregan sólo dos gotas de esencia de rosas, no más, pues se corre el peligro de que quede muy olorosa y pasada de sabor. En cuanto está sazonada se retira del fuego. Las codornices sólo se sumergen durante diez minutos en esta salsa para que se impregnen de sabor y se sacan. El aroma de la esencia de rosas es tan penetrante que el molcajete (mortero) que se utilizaba para moler los pétalos quedaba impregnado por varios días.


35 comentarios:

  1. Como me gusta esta película y este plato te ha quedado de cine. Seguro que ha quedado impregnado el amor con el que lo has preparado.
    Un besito desde Las Palmas.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario , me alegro de que te haya gustado . La verdad es que en un principio lo preparé con algo de miedo, porque no sabia que sabor podian dejar los petalos de rosas mezclados con anis , castañas, miel , ufffffff eran michas cosas ue no utilizo juntas y menos en un plato salado, pero segun lo iba haciendo fuí perdiendo el miedo al comprobar como olia , ummmmmmmmm toda mi cocina es Magia........besitos

    ResponderEliminar
  3. que bueno lo que has hecho con tanto esmero y con "miedo" ante lo desconocido por lo que leo también en tu comentario, pero vamos se ve que genial….. y me alegro mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Maria Jesus por tus palabras. En realidad cuando no conozco una receta la suelo hacer con algo de miedo , pero despues de hacerla o incluso mientras la hacia ya me gustaba el olor y al probarla , madre mia que maravilla de receta¡¡¡¡¡

      Eliminar
  4. Una receta llena de amor, original y de película. Enhorabuena, cada dia te superas y me sorprendes.Un besazo de mi parte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad s quee s una receta llena de mucho amor , cada vez que la leo me gusta mas¡¡¡¡

      Eliminar
  5. que receta mas buena y finolis,para quedar como una gran cocinera Besooooos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajajajajajajjja, Gracias Conchi por tus palabras , pero si que es una receta finolis si , jejejejjje

      Eliminar
  6. Que romática, me encantan los ingredientes y con el aspecto que tiene seguro que estaban muy buenas.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si que estaba muy buena , gracias por tu visita y por tu comentario , besos

      Eliminar
  7. Cuando la vi ayer pensé, esto tengo que dejarlo para leerlo con detenimiento y es lo que he hecho esta tarde.
    Me has dejado con la boca abierta, no me imagino como puede saber una rosa,pero me encanta la mezcla que tiene, con la miel y las castañas.
    Si tú dices que ha sido una maravilla, me lo creo,y con lo que en mi casa nos han gustado y cultivado siempre las rosas tengo ganas de hacerla.
    En casa mi abuela y yo eramos las que matabamos las aves, y desde luego jamás las hemos desplumado en agua hirviendo, siempre en seco, eso sí, luego le hemos chamusacado un poco esas plumillas y la piel, pero sin que se rompiese si queríamos que quedase el plato bonito.
    La historia me ha encantado, no he visto la pelicula pero voy a buscarla y verla.
    Un besazo y vaya receta te has marcada, si señora , eres una gran cocinera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mariateresa por tus palabras ,yo si que no tengo palabras suficientes para darte las gracias . Cuando la hagas veras que estoy en lo cierto que es una receta muy exquisita y refinada. La peicula es una historia muy romantica mezclada con fantasia , pero preciosa como todas las HISTORIAS de Laura Esquivel, BESOS

      Eliminar
  8. Qué receta más original y curiosa para mi, no lo había visto nunca pero seguro que casa la mar de bien.

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias por tu visita y por tu comentario y si que es cierto que la receta es exquisita, besos

      Eliminar
  9. tIENE QUE SER UNA DELICIA.
    Habrá que probarlo.
    La película es de las que la ves 20 veces, y como si la vieras la primera vez.
    ¡me encanta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaj, yo creo que he superado las 20 veces con creces y aun me emciona ver cuanto amor siente TITA Y PEDRO , jajajajajajja, me encatan las pelis romantocas y esta que ademas cocinan mas aun , besos

      Eliminar
  10. La película me enamoró en su día igual que me ha enamorado tu receta hoy, es preciosa, es elegante, tiene mucha clase, está muy pensada pero sobre todo tiene tus manos y tu cariño y eso hace que se convierta en el mejor de los manjares.
    Un beso enorme!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mi querida escritora que cocina ,gracias por tus palabras siempre llenas de cariño , besos

      Eliminar
  11. Te han quedado de película. besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias , jajajajaj, nunca mejor dicho , besos

      Eliminar
  12. Pues nunca mejor dicho te han quedado de cine, seguro que tendran un sabor de esos que no se olvidan, me han gustado muchisimo. Besicos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la verdad es que llevas razonporque el sabor es diferente a todos los que estamos acostumbrados por la mezcla tan original para hacer la salsa, besos

      Eliminar
  13. Las codornices son un manjar y de las manera que las has preparado tienen que estar de lujo, un 10 por la cocinera y por la receta, por cierto estoy de sorteo por si te apetece participar, besos
    Sofía
    milideasmilproyectos.blogspot.com

    ResponderEliminar
  14. Muy original utilizar los pétalos de rosa para cocinar, que junto con el anís, la miel y las castañas tiene que quedar una salsa muy especial. Me ha encantado esta receta, es para deslumbrar a tus invitados. Muchas gracias por esta aportación. Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Guau!! Me ha encantado leer éste post, Genial!!
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Hola Catalina, llevo un tiempo intentando progresar en la cocina pero no es mi fuerte.
    Con tu permiso pondré en práctica algunas de tus propuestas que ya va siendo hora de volver a intentarlo.
    Me quedaré por aquí, que por lo que estoy comprobando tienes aportaciones que son realmente muy interesantes.

    Saludos desde felicidadenlavida;
    Un abrazo,
    Francisco M.

    ResponderEliminar
  17. ¡Cómo me gustó el libro! Y siempre he pensado que me encantaría probar esta receta. Gracias por recordarla. Besos.

    ResponderEliminar
  18. No se me hubiera ocurrido utilizar pétalos de rosa para cocinar, menudo invento!!!, me encanta!!!

    1bso

    ResponderEliminar
  19. Jaja, Qué post tan original, me encanta.
    Las codornices no se quedan atrás... ¡Qué ricas se ven!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Una buena entrada pero hace mucho que no veo que publicas o me vuelve a fallar blogger, de todas formas aquí me quedo de seguidora
    un beso

    ResponderEliminar
  21. Me encanta ese libro, de hecho en mi blog hay una frase muy bonita de Isabel Allende, y ésta receta y su historia me pareció preciosa, pero nunca la he hecho, a ver si ahora me animo..

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  22. Una receta muy original y yo creo que te quedo de película......besinos

    ResponderEliminar
  23. me parece una receta brutal, impresionante y con unas ganas de poder enfrentarme a un reto así increíbles. Me encanta!!

    ResponderEliminar
  24. Receta con historia incluida, a cual más original. Pues tiene que estar buena, por lo menos escrita suena muy bien y todas sabemos que a las aves les va bien el dulce. El Recetario Mañoso ha elegido las codornices para el mes de noviembre, que lo sepas...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

me encataria saber tu opinión , gracias